Lionel Messi entrena con vendaje en la pierna pero si estará ante el Bayern de Múnich por la Champions League

Un Barça que no anda en un buen momento futbolístico este 2020, pone la esperanza en su jugador Lionel Messi  para el enfrentamiento ante el Bayern de Múnich de los cuartos de final de la Champions League que tendrá lugar en Lisboa el próximo viernes 14 de agosto.

El argentino recibió una dura patada de Kalidou Koulibaly en el encuentro de vuelta de octavos ante el Nápoles. Una acción que supuso el penalti a favor de los azulgranas y que dejó a Messi dolorido, sin poder lanzar la pena máxima, finalmente ejecutada con acierto por Luis Suárez. Pese al golpe, el 10 no presentaba ninguna lesión y sólo sufrió en silencio el dolor por el fuerte impacto.

Sin lesión
El argentino es la gran esperanza de un Barça frágil ante los alemanes

Sin tiempo que perder, el de Rosario acudió ayer a la Ciudad Deportiva Joan Gamper en su día libre para paliar el dolor en la parte posterior de su pierna izquierda, en la zona del talón. Hoy Messi ha entrenado junto a sus compañeros, aunque para proteger el área afectada se le ha visto con un aparatoso vendaje en la pierna.

Messi estará entre algodones para que el dolor en la pierna remita definitivamente antes de la decisiva cita frente al Bayern. El equipo azulgrana ha entrenado esta mañana, desde las 9.30h en la Ciudad Deportiva, y mañana se ejercitará por última vez, a la misma hora, antes de viajar el jueves a la capital portuguesa.

El viernes se medirán a un equipo que ha arrasado desde la reanudación del fútbol, contando todos sus partidos por victorias. El Bayern, que cerró la eliminatoria contra el Chelsea con otra goleada, es el gran favorito en la eliminatoria y el optimismo reina en el entorno del club bávaro. A juzgar por el desempeño de ambos equipos, únicamente Messi parece capaz de romper los pronósticos.

El Barça afrontará el duelo con las novedades de Arturo Vidal y Sergio Busquets, que se perdieron el duelo de vuelta de octavos por sanción. Por otra parte, Ousmane Dembélé, que lleva ocho meses sin jugar un partido por una lesión en el bíceps femoral, podría recibir el alta médica en los próximos días y estar disponible para el técnico Quique Setién en Lisboa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*