Lionel Messi sorprende a todos llegando primero al entrenamiento del FC Barcelona

Arribó de Lionel Messi a la ciudad deportiva del Baca

El  jugador argentino fue el primero en llegar a la Ciudad Deportiva del Barça para participar en su primera sesión de entrenamiento con Koeman.


Leo Messi se lo ha tomado muy en serio. El crack argentino del Barça, que anunció el pasado viernes que, finalmente, se quedaba en el club contra su voluntad, fue el primero en llegar a la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí para empezar los entrenamientos de pretemporada bajo las órdenes de Ronald Koeman.

El jugador llegó a las instalaciones sobre las 16.00 horas, media hora antes de la cita que había marcado el holandés. En su manual, los futbolistas deben hacer acto de presencia una hora antes del inicio del entrenamiento, previsto en este caso para las 17.30 horas. Una vía de acción que había quedado relegada en los últimos tiempos pero que, en su momento, ya impuso Pep Guardiola.

El capitán barcelonista aseguró que, a pesar de que le insistió a Bartomeu en que le dejara marchar porque no se encontraba a gusto en el club, iba a darlo todo por el equipo. Y, visto lo visto, está más que dispuesto a cumplir su palabra. En principio, tendrá que trabajar en solitario durante unos días, para alcanzar el nivel físico que ya tiene el resto de compañeros y, también, porque así lo marca el protocolo de la Liga.

El jueves pasaría su segunda prueba PCR y, si no da positivo, ya podría trabajar con el resto del grupo. Su motivación, a pesar de todo y a todas luces, parece ser tan grande como siempre. O, tal vez, mayor. Quizás, con una despedida por todo lo alto de la que ha sido su afición a lo largo de los últimos 20 años muy en mente.

Miralem Pjanic, quien ya habría superado la preceptiva cuarentena de dos semanas tras dar positivo por COVID-19, mientras, no se incorporó aún al trabajo con el resto de la plantilla, si bien debería hacerlo a lo largo de esta misma semana. El bosnio, en este caso, podría tener menos opciones que el resto de sus compañeros para estrenar sus primeros minutos como azulgrana el sábado que viene, ante el Nàstic, en el Estadi Johan Cruyff, en el que será el primer amistoso de la pretemporada azulgrana.

Un duelo en el que, en cambio, si todo marcha según los previsto, sí podría jugar el propio Messi. Por lo menos, durante algunos instantes. Cuatro días más tarde, el miércoles 16 de septiembre, los barcelonistas se medirán en este mismo escenario al Girona para acabar de preparar su debut en la Liga, que tendrá lugar el fin de semana del 27 de septiembre ante el Villarreal en el Camp Nou.

La presencia de Messi en la Ciudad Deportiva provocó una gran expectación, a pesar de que la climatología no era precisamente benévola para ello. Gran parte de los aficionados barcelonistas están sin duda al lado del crack argentino. El golpe sobre la mesa que dio Messi con el burofax parece ya algo muy lejano. Tanto, que incluso un reconocido seguidor azulgrana como el inglés Gary Lineker se permitió bromear con el asunto, a raíz de la presentación oficial por parte del club de la tercera camiseta barcelonista: rosa con detalles negros y verdes. «Ahora ya sabemos por qué Messi quería marcharse», señaló el ex internacional a través un comentario en sus redes sociales, convenientemente acompañado por el emoticono de un guiño.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*