Mushuc Runa goleó 3-0 a Emelec en el estadio Bellavista de Ambato

Mushuc Runa desnudó las falencias de Emelec y consiguió una goleada por 3-0 en el estadio Bellavista de Ambato, por la fecha 8 de la II etapa del campeonato nacional.

Los goles fueron obra de Carlos Quintero (26m), Carlos Orejuela (48m) y Michael Endará. El resultado le permite al conjunto ambateño sumar 17 puntos y seguir en la pelea por el primer lugar que está en manos del Barcelona SC con 18.

mushucruna2016Desde el inicio del compromiso, la escuadra del Ponchito trató de tomar el control con los centros y pases de Marwin Pita hacía los laterales de su rival; esta fórmula complicó a Carlos Moreno y Giovanny Nazareno por derecha e izquierda, respectivamente.

Ante esto, el bombillo intentó encenderse con las jugadas que intentaron hilvanar Robert Burbano, Cristian Huanca y Ángel Mena, sin embargo, todo su esfuerzo para habilitar a Denis Stracqualursi fue controlado por los defensores Joaquín Lencinas y José Luis Perlaza.

La presión de los ambateños tuvo su recompensa a los 26. Por el costado izquierdo, Pita puso para Quintero, quien se provechó del descuido de Gabriel Achilier para pisar el acelerador y sacar un zapatazo cruzado que liquidó al portero Esteban Dreer.

Pero todo se tornó cuesta arriba para los millonarios con la anotación de Carlos Orejuela. El delantero con una jugada personal dejó en el caminó a Moreno y antes Jorge Guagua lo anticipe sacó un potente tiro que se coló en el ángulo superior izquiedo del arco de Dreer (38m).

Para el segundo tiempo ingresaron Emanuel Herrera y Segundo Portocarrero pero no lograron empatar el resultado; la escuadra eléctrica llegó con más claridad, pero el golero Emiliano Olivero con la ayuda de los palos del arco evitaron que Mena, Herrera y Guanca cambien el panorama.

El tanto que terminó de liquidar a Emelec cayó a los 75. Una combinación entre Quintero y Henry Patta permitió a Michael Endara, exvolante eléctrico, sellar el triunfo de su club con un soberbio zapatazo.

Sin embargo, los azules no bajaron los brazos y continuaron persistieron; Guanca sacó un latigazo que solo ratificó la buen momento del guardameta Olivero, quien con una estira desvió el balón. Sin más llegadas de transcendencia finalizó el duelo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*