Fluminense y Liga de Quito se miden en la final de vuelta por la Recopa Sudamericana


El Fluminense disputará el jueves 29 de febrero del 2024, el título de la Recopa Sudamericana con Liga de Quito, un verdugo que lo derrotó en las dos finales continentales que disputaron y que busca en Río de Janeiro su sexto título internacional y el tercero en el legendario estadio Maracaná.


Tras caer por 1-0 en la altura de Quito la semana pasada en el partido de ida, el Fluminense está obligado a vencer en la vuelta por al menos dos goles de diferencia para levantar el trofeo del torneo que enfrenta a los campeones de la Libertadores y de la Sudamericana. 

Al conjunto ecuatoriano, que se impuso en casa con un gol en los minutos de descuento del segundo tiempo del recién contratado atacante paraguayo Alex Arce, le basta un empate a domicilio para ampliar a tres el número de veces en que ha derrotado al Fluminense en finales continentales. 

En caso de una victoria del conjunto carioca por tan solo un gol de diferencia, el título tendrá que ser decidido en los penaltis. 

Pese a la ventaja de jugar en casa, el Fluminense tendrá que superar el trauma de haber dejado escapar dos títulos internacionales ante el mismo rival en su estadio. 

Liga de Quito se impuso al Fluminense en el Maracaná en las finales de la Libertadores de 2008, mediante la definición por penaltis, y de la Copa Sudamericana de 2009, tras vencer por 5-1 en Quito y caer en la vuelta por 3-0 en Río de Janeiro. 

Además de esos dos títulos internacionales, el conjunto quiteño también cuenta con los de la Sudamericana en 2023 y con los de las Recopa de 2009 y 2010. 

«No me preocupa lo que ocurrió en el pasado. Estoy más preocupado con el presente y con lo que ocurrirá el jueves. En la cancha seremos once contra once y ganará el que haga mejor las cosas», afirmó el atacante argentino Germán Cano, goleador del Fluminense, al descartar que el histórico pueda pesar en el partido.
 

¿Cómo llegan los clubes al partido de vuelta? 

El Fluminense llega al partido decisivo tras dos derrotas seguidas, la semana pasada en Quito y el domingo ante el Flamengo por 2-0 en el Maracaná en un partido en que el técnico Fernando Diniz reservó a varios titulares. 

Liga de Quito, que desembarcó el martes en Río confiado en una nueva victoria en el Maracaná con sus jugadores descansados y en perfectas condiciones físicas, tan solo ha disputado un partido oficial este año, el de la semana pasada. 

Su principal baja será la del técnico español Josep Alcácer, que sigue sin la licencia de la Conmebol para partidos continentales, por lo que el auxiliar Adrián Gabbarini volverá al banquillo. 

El interino tiene a disposición de todos sus jugadores, excepto del defensa Facundo Rodríguez, que no llegó a inscribirse, pero aún no ha dicho si aprovechará desde el primer minuto a Arce, decisivo en los pocos minutos de la ida, pero casi no entrena con sus compañeros. 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*