Japón por la pandemia quiere vetar la entrada masiva de visitantes en los Juegos Olímpicos de Tokio


A poco más de cinco meses para el inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio, hay todavía muchas dudas que resolver. Trabajo para la nueva responsable de la cita, Seiko Hashimoto, y para el Gobierno de Japón, receloso de la entrada masiva de visitantes en el país en plena pandemia.


Por eso, los dirigentes nipones planean vetar la entrada de aficionados extranjeros a los Juegos, tal y como informa el diario «Mainichi», que cita a varias fuentes cercanas a la organización. Según la publicación, el Gobierno prefiere evitar la llegada de seguidores de todo el mundo para evitar una propagación del virus entre la población local, después de haber controlado una ola que obligó a decretar el estado de emerfencia en la capital.

La decisión final deberá tomarse a lo largo de este mes de marzo y en ella participarán tanto el gobierno japonés, como el comité organizador y el Comité Olímpico Internacional (COI). En las discusiones previas, la posibilidad de prohibir la entrada de público extranjero es la que más fuerza ha cobrado, según ha podido saber ABC de fuentes cercanas al olimpismo nacional.

Lo que sí se estudia es la opción de que haya público local, con un aforo reducido en cada una de las competiciones. La próxima semana se celebrará la 137 sesión del COI, en la que se elegirá de nuevo a Thomas Bach como presidente y en la que se hablará también del problema del público en los Juegos.

El COI tiene ya previstos todos los escenarios posibles para que los Juegos se celebren con o sin público y con o sin vacuna. En su última carta, el comité recomendó a la familia olímpica que acudiera a Tokio debidamente vacunada, aunque siempre sin saltarse las colas y los procedimientos de cada país.

Como ya informó ABC hace semanas, la idea del Gobierno de España es que todos los deportistas olímpicos que vayan a ir a Tokio 2020 puedan estar vacunados en el mes de mayo, una vez que el proceso de vacunación haya tomado velocidad y los colectivos más vulnerables estén ya inmunizados.

Ese aumento del proceso de vacunación es lo único que podría dar un giro a la posición actual del Gobierno de Japón, que podría abrirse a la presencia de extranjeros en las gradas de los Juegos si llegan vacunados o si su población ha adquirido por entonces una inmunidad superior al 70 por ciento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*