Quedan al descubierto las flaquezas de España después de su derrota ante Ucrania por la UEFA Nations League 


Una roca sin fisuras es el seleccionador español, Luis Enrique, defendiendo a sus pupilos, lidiando a capa y espada contra las críticas que señalan la falta de gol del combinado español y destacando las virtudes de sus porteros.


La selección española perdió en Kiev ante Ucrania en un partido de la UEFA Nations League que no resume el desempeño del equipo en los últimos partidos, más que notable, pero sirve para desgranar sus puntos débiles.

España gozó del 72% de la posesión e intentó 21 disparos sobre la portería de Bushchan, de los cuales 8 fueron entre palos, mientras que Ucrania únicamente se acercó a la portería española en dos ocasiones con un único disparo entre palos. A la postre, el único gol del partido.

Salvo en un remate manso, David De Gea solo tocó el balón con las manos para recogerlo del fondo de la red. El portero del Manchester United salió mal, a destiempo, en el contragolpe que armaron los jugadores de Andriy Shevchenko en seis toques, con participación de cuatro futbolistas desde el portero hasta el goleador Tsyhankov.

El arquero madrileño quiso anticiparse al delantero, como había hecho con acierto en una jugada anterior, pero se quedó en tierra de nadie dejando la portería descubierta. Además de De Gea, el entramado defensivo español, muy adelantado para realizar una buena presión, estuvo blando en los marcajes. Especialmente Navas, que no cerró a tiempo el carril central.

“Siempre se puede hacer algo más, pero culpar a De Gea ya es vicio”, explicó Luis Enrique tras la derrota. En esta ocasión el asturiano salió en defensa del madrileño, pero anteriormente también ha tenido que dar la cara por Kepa Arrizabalaga, habitual suplente en la roja y desde hace un tiempo en el Chelsea debido a varios errores. “Le veo muy bien, entero y maduro, adaptado a lo que significa vivir una situación que no es agradable pero no es el fin del mundo”, explicó recientemente sobre el vasco.

Pero si ayer De Gea no estuvo del todo acertado, tampoco tuvieron su mejor día los delanteros, que se toparon con un muro llamado Bushchan. España juega habitualmente sin un delantero centro de referencia, una situación que agrada a Luis Enrique. “Prefiero los futbolistas que tengo a un jugador que marque 30 goles y me condicione el juego”, explicó en la previa del partido ante Portugal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*